En cuestiones del corazón si las cosas no son de a dos, simplemente no son

En cuestiones del corazón si las cosas no son de a dos, simplemente no son