Si quieres ser grande, comienza por ser pequeño

Si quieres ser grande, comienza por ser pequeño